¡BUX está haciendo una campaña de crowdfunding! No pierdas tu oportunidad de invertir. Haz clic aquí para ver los detalles.🚀

Proteínas alternativas

12 Acciones y 1 ETF

  • Beyond Meat
  • Bunge
  • Conagra Brands
  • Campbell Soup
  • Hain Celestial Group
  • Ingredion
  • Kellogg
  • Oatly
  • Sustainable Future of Food ETF (Rize)
  • Tattooed Chef
  • Tyson Foods
  • Unilever
  • United Natural Foods
Ver las listas temáticas

Carne falsa: ¿rendimientos reales?

¿Sabías que la primera hamburguesa de carne de laboratorio se creó en 2013 y costó 300.000 dólares producirla? No es una casualidad que muchas de las empresas que producen alimentos que imitan la carne coticen en el Nasdaq. Desde aquel primer hito de la start-up holandesa Mosa Meat hasta hoy, han pasado muchas cosas. Ahora es posible comer una hamburguesa vegetal en icónicos restaurantes de comida rápida donde la carne era hasta hace poco la reina sin discusión, como Mcdonald’s y Burger King, o beber un cappuccino sin leche de vaca en Starbucks.

La carne de mentira, aquella que sabe a carne, tiene textura y apariencia de carne, y hasta suelta jugos que imitan los de la carne, se está haciendo un lugar en las estanterías de los supermercados y en las cadenas de comida rápida de todo el mundo. En los últimos diez años han surgido empresas que se dedican a producir hamburguesas, salchichas y albóndigas con base vegetal, y hasta las multinacionales tradicionales del sector de la alimentación, como Unilever, han abierto líneas de productos de este tipo.

Con la advertencia del Foro Económico Mundial y de la FAO, que aseguran que el sistema de ganadería intensiva no es sostenible, la industria alimentaria está al borde de una nueva revolución. En la vanguardia están estas empresas que producen proteínas alternativas basadas en plantas, microorganismos y células animales de laboratorio.

Por otro lado, la industria alimentaria está poco expuesta a la recesión y a los ciclos económicos. Podría ser una oportunidad a largo plazo para tu plan de ahorro.

Un mercado potencial de 290.000 millones de dólares

Los cambios en los gustos de los consumidores y la aparición de nuevos estilos de vida -el veganismo, el vegetarianismo y el flexitarianismo, que consiste en limitar al máximo el consumo de carne y pescado- están provocando en los países desarrollados un descenso en el consumo de carne, pescado, huevos y productos lácteos. Hoy, según la asociación Plant Based Food Association, el 29% de los estadounidenses se declaran flexitarianos, un porcentaje que se eleva al 79% en los de la generación Z.

La concienciación de los consumidores sobre cuestiones de salud, seguridad alimentaria, desarrollo sostenible y consideraciones éticas sobre el bienestar de los animales han impulsado a la industria de las proteínas alternativas. Además, los científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) llevan desde los años ochenta del pasado siglo advirtiendo que el sistema alimentario actual es responsable de entre el 20% y el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero y que más de la mitad de los cultivos de cereales del mundo van destinados a alimentar a la ganadería.

El sabor, la textura, el precio y la accesibilidad de estos productos se acercan a los de las proteínas animales y este sector está creciendo rápidamente. Se espera que pase de 13 millones de toneladas en 2020 (2% del mercado mundial de proteínas) a 97 millones de toneladas (11% del mercado mundial) en 2035, cuando se alcance la paridad entre las proteínas animales y las vegetales, según un estudio del Boston Consulting Group. Esto representaría un mercado de 290.000 millones de dólares. Este porcentaje podría ascender al 16% si los avances tecnológicos siguen el mismo camino, e incluso al 22% si las regulaciones políticas -aumento de la fiscalidad de las emisiones de CO2, subvenciones al sector de la agricultura sostenible- van en esta dirección.

Asociaciones estratégicas: McDonald’s, Burger King, KFC, Starbucks

Este movimiento debería conducir a un cambio en los hábitos de consumo durante la próxima década.  Los expertos de Bloomberg Intelligence prevén una cuota de mercado del 7,7% en 2030 (162.000 millones de dólares, incluidos los 74.000 millones de dólares de los sustitutos de la carne), frente a los 29.400 millones de dólares (4,2 de la carne) de 2020. 

Lo interesante de estas empresas que producen carne falsa es que se están asociando con  grandes cadenas de restaurantes y supermercados porque es indudable que existe una demanda creciente. En Estados Unidos y Europa, por ejemplo, ya no es necesario elegir una ensalada para comer «sano» en algunos McDonald’s, ahora basta con elegir una hamburguesa de Beyond Meat. Para los amantes del pollo, KFC (Yum! Brands) ofrece nuggets de origen vegetal producidos por la misma marca. Burger King (Restaurant Brands International) ha firmado un acuerdo de asociación con Impossible Food.

Antes de ver las acciones y los ETF basados en empresas que producen proteínas alternativas, veamos el producto en sí. ¿Qué son las proteínas alternativas?

Los diferentes sustitutos de la carne

Su objetivo es imitar el sabor, la textura, el olor y el aspecto de la carne convencional, y evitar así la necesidad de cría, engorde y sacrificio de animales. Hay tres categorías principales: la carne de origen vegetal, la carne cultivada en laboratorio a partir de células de músculos y tejidos animales (cuya comercialización aún no se está produciendo) y la carne con base de fermentación con microorganismos, a la que pertenecen, por ejemplo, las proteínas de los insectos.

Según los datos de los proveedores recopilados por el Good Food Institute (GFI), una hamburguesa elaborada con proteínas alternativas requeriría de media un 87% menos de agua y un 96% menos de tierra que una hamburguesa de carne de vacuno. El resultado es una huella de carbono y un impacto ecológico un 90% menores.

Invertir en acciones y ETF de proteínas alternativas

  • Beyond Meat es quizá la más popular de este tipo de compañías. Tuvo una salida a Bolsa estratosférica en mayo de 2019: sus acciones subieron de precio un 163% en el primer día de cotización. Beyond Meat partía de una capitalización bursátil de 3.800 millones de dólares pero se cuadruplicó en solo dos meses. Atrapada por la competencia y pobres resultados trimestrales consecutivos, el precio de sus acciones es ahora inferior al de su salida a Bolsa, aunque desde mayo, cuando sus acciones tocaron su mínimo histórico en los veinte dólares, se han revalorizado más de un cincuenta por ciento. ¿Podría ser una buena oportunidad a largo plazo? Beyond Meat facturó 465 millones de dólares en 2021 y los analistas prevén que esa cifra aumente un 20,90% en 2022 y un 25,5% en 2023. Tiene acuerdos con Mcdonald’s, KFC y Pizza Hut. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los inversores se están impacientando con el lanzamiento del famoso McPlant en Estados Unidos.
  • Tattooed Chef es otra empresa estadounidense fundada en 2017 que trata de dirigirse a todos los «tarians» (vegetarianos y flexitarianos) comercializando productos congelados. En noviembre de 2020, salió a Bolsa fusionándose con una SPAC. Los analistas esperan unas ventas de 280 millones de dólares este año, un 31% más respecto a 2021, y de 346 millones en 2023, es decir, un crecimiento de un 23,7% respecto a 2022. Su cotización ha caído un 60% desde principios de año, pero algunos expertos la consideran un punto de entrada interesante ante una posible adquisición.
  • Oatly. Oatly. El gigante sueco, conocido por su gama de leche a base de avena, también había hecho una entrada triunfal en los mercados financieros en mayo de 2021, siendo valorado en más de 10.000 millones de dólares. Hoy, el precio de la acción es un 80% más bajo que cuando salió a Bolsa. Los analistas esperan unas ventas de 789 millones de dólares este año, un 36,70% más, y de 1.280 millones de dólares el año que viene (+46%), gracias a su asociación con Starbucks.

Empresas tradicionales interesadas en las proteínas alternativas

  • Conagra Brands es una empresa estadounidense con varias marcas, entre ellas Gardien, que aboga por el «lunes sin carne» (meatless Monday) y cuyos productos (nuggets de pollo, albóndigas, hamburguesas, etc.) se elaboran exclusivamente con plantas. Las acciones de Conagra tienen un movimiento lateral desde principios de año, mientras que su índice, el S&P 500, ha caído un 15%. Los analistas esperan un ligero aumento de un 2% de su beneficio por acción (BPA) este año y de un 6% el próximo.
  • Ingredion fabrica ingredientes para la industria alimentaria y de bebidas. Ha invertido más de 250 millones de dólares en los últimos cuatro años en su negocio de proteínas vegetales, que obtuvo algo menos de 50 millones de dólares de ingresos en 2021. Su objetivo es multiplicar por cuatro los ingresos de esa línea de aquí a 2026. Los analistas prevén unos ingresos de 7.660 millones de dólares este año (+11,2% respecto a 2021), y de 8.000 millones en 2023 (+5,4%). Mientras que el Nasdaq se ha desplomado más de un 20% desde principios de año, la acción se mantiene estable. Como resultado, se espera que el BPA alcance los 7,12 dólares este año (un 6,7% más) y los 7,71 dólares (un 8,2% más) el próximo.
  • Unilever, el gigante británico, es uno de los mayores proveedores de alimentos y bebidas del mundo. En 2020, la empresa dijo que quería quintuplicar sus ingresos procedentes de las proteínas vegetales en los próximos siete años, hasta alcanzar los 1.200 millones de dólares. Para ello, cuenta con su marca The Vegetarian Butcher, presente en cincuenta países, así como con un relanzamiento de los productos Knorr (50% de productos vegetales para 2025). Para los amantes de los helados, Magnum y Ben&Jerry’s también están desarrollando productos veganos. La cotización de Unilever se mantiene estable en Bolsa desde principios de año, y los analistas prevén un aumento del 10,3% de la facturación en 2022.
  • Hain Celestial Group es una empresa estadounidense fundada en 1993. En 2021, adquirió Yves Veggie Cuisine y puso así un pie en la industria de las proteínas alternativas. Ahora cuenta con una completa gama de productos a través de sus marcas Joya, Lima, Natumi y Linda McCartney’s, especializadas en bebidas, postres y productos con aspecto de carne. A pesar de la caída del 50% de su cotización desde principios de año, la acción ha tenido un rendimiento de más del 1.500% desde su salida a Bolsa. Los analistas esperan que su beneficio por acción aumente un 19% en 2023.

ETF vinculados al sector de las proteínas alternativas

¿No estás seguro de qué empresa o empresas elegir? También puedes invertir en decenas de ellas a la vez, a través del ETF Sustainable Future of Food ETF (Rize). Está formado por 43 compañías, entre ellas Oatly y Beyond Meat, y cuenta con 253 millones de dólares en activos gestionados. Podría ser un buen activo en tu plan de ahorro con BUX.

Invertir en acciones y ETF de proteínas alternativas con BUX Zero

Beyond Meat, Bunge, Conagra Brands, Campbell Soup, Hain Celestial Group, Ingredion, Kellogg, Oatly, Sustainable Future of Food ETF (Rize), Tattooed Chef, Tyson Foods, Unilever, United Natural Foods.

Ningún punto de vista, opinión ni análisis presente en este artículo puede ser entendido como asesoramiento de inversión personal, y los inversores individuales deben tomar sus propias decisiones o buscar asesoramiento independiente. Este artículo no cumple con los requisitos legales para promover la independencia en las investigaciones de inversión, y debe ser considerado una comunicación de marketing.

Cargando