¡BUX está haciendo una campaña de crowdfunding! No pierdas tu oportunidad de invertir. Haz clic aquí para ver los detalles.🚀

Volver

Básicos de la inversión

Diversifica tu cartera

Si has seguido las cuatro reglas de oro de la inversión del anterior artículo, estás listo para el siguiente paso: escoger tus inversiones. Posiblemente has oído hablar de las acciones, los ETF y las criptomonedas, pero, ¿qué debemos elegir? Echemos un vistazo más de cerca.

Si leíste nuestro anterior artículo, ya sabes que diversificar es la clave para protegerte frente al riesgo propio de los mercados. Ahora lo que vamos a ver es un aspecto vital en tu estrategia de inversión: la diversificación de nuestra cartera.

¿Qué es la diversificación?

La diversificación consiste en repartir nuestro dinero entre diferentes activos, diferentes sectores y diferentes áreas geográficas. En otras palabras, diseminar nuestra inversión para diluir los riesgos.

Puedes diversifican en función de:

  • El tipo de activo: ETF, acciones, bonos, criptomonedas, oro, etc..
  • Sectores: tecnología, lujo, turismo, agricultura, etc.
  • Regiones: un país concreto, países desarrollados y emergentes, o continentes enteros, por ejemplo.

Diversificar para protegerte

Siempre es buena idea considerar los dos tipos de riesgo. En primer lugar, nos encontramos con el “riesgo específico”, aquel que eventualmente impacta en una empresa, un sector o una región en concreto. En segundo lugar, vemos el “riesgo sistémico”, aquel que afecta a todo el mercado, como por ejemplo la crisis financiera de 2008 o la crisis del Covid-19.

Si diversificas tus inversiones con una cartera variada, lograrás evitar la exposición a los “riesgos específicos”. Y recuerda, regularmente puedes rebalancear tu cartera para adaptarla a las condiciones actuales del mercado.

Veamos un ejemplo

Imagina que solo has invertido en aseguradoras norteamericanas y un huracán golpea el territorio (como ocurre con cierta regularidad). Los siniestros por daños se multiplicarán y las acciones en conjunto del sector seguramente sufrirán fuertes caídas.

Por otro lado, si también tienes acciones de biotecnológicas alemanas o empresas francesas del sector del lujo, las pérdidas se compensarán porque el desastre solo ha acontecido en Estados Unidos.

ETF: los reyes de la diversificación

Los Exchange-traded funds (ETF) son cestas de valores que te permiten repartir pequeños importes en decenas, cientos o miles de activos subyacentes a un coste muy bajo. Esta amplia disposición hace que los ETF sean una fácil solución para diversificar la cartera e invertir a largo plazo.

Si estás interesado en los ETF, ¿sabías que puedes invertir en ellos de forma automática mes a mes, incluso de forma fraccionada? En nuestro siguiente artículo explicaremos cómo configurar un plan mensual de inversiones en ETF.

Quiz

¿Qué tipo de riesgo podemos evitar a través de la diversificación?
Bien hecho
Oops
Los riesgos específicos son aquellos que impactan a una empresa, región o sector en particular. Diversificando tu cartera te proteges de este tipo de riesgo.
Los riesgos sistémicos impactan a todos los mercados, por lo que la diversificación no resultará de mucha ayuda aquí.Por otra parte, los riesgos específicos son aquellos que impactan a una empresa, región o sector en particular. Diversificando tu cartera te proteges de este segundo tipo de riesgo.
Previous
Acciones o ETF: ¿qué escogemos?

Acciones o ETF: ¿qué escogemos?

Next
Créate una rutina de inversión

Créate una rutina de inversión

Cargando