Volver

Básicos de la inversión

Acciones o ETF: ¿qué escogemos?

Si has seguido las cuatro reglas de oro de la inversión del anterior artículo, estás listo para el siguiente paso: ¡escoger tus inversiones! Posiblemente has oído hablar de las acciones pero, ¿has oído hablar de los ETF? Sigue leyendo…

ETF

Si no sabes por dónde empezar, entonces los exchange-traded funds (ETF) pueden ser adecuados para ti. Generalmente, un ETF invierte en una cesta de acciones. Se dedican a replicar índices como el CAC 40 francés, el DAX alemán, el Nikkei japonés o el S&P estadounidense.

Así, cuando inviertes en un ETF, ¡estarás invirtiendo en decenas, cientos de acciones a la vez! Es por eso que los ETF pueden formar parte de una estrategia diversificada a largo plazo y además pueden protegernos frente a determinados riesgos.

Acciones

Si tienes una idea clara de en qué empresas quieres invertir, entonces invertir en acciones posiblemente te resulte muy atractivo. Es muy importante saber en qué empresa estamos invirtiendo, conocer sus ingresos, sus deudas, el sector al que pertenecen, cuáles son sus expectativas de cara al futuro y la opinión de los analistas.

La rentabilidad de las acciones puede ser mucho mayor que la de los ETF, sin embargo sus riesgos también son mayores.

Puedes acceder a los resultados trimestrales de la empresa, deben ser públicos si es una empresa cotizada, por ley, y estimar su salud financiera. Siempre es una buena idea invertir en negocios de distintos sectores por si se diera el caso de que una industria determinada de pronto se encuentra con problemas.

En resumen

Los ETF nos permiten invertir en un amplio rango de acciones con un coste relativamente bajo. Pueden aumentar tu diversificación y reducir los riesgos.

Con las acciones tus ganancias potenciales son mucho mayores. Sin embargo también son más volátiles e incrementan tu nivel de riesgo. Por encima de ello has de saber que cuantas más transacciones hagas, mayor será el riesgo. A no ser que, claro está, utilices una Orden Zero de BUX, que te permite invertir sin comisión alguna.

Por último, las criptomonedas te permiten adentrarte en el fascinante mundo de la tecnología blockchain. En BUX Zero tienes más de 30 criptos en las que elegir.

Tanto si escoges acciones, ETF o criptomonedas, la diversificación siempre será una buena forma de proteger tu cartera frente a los riesgos del mercado. Explicaremos cómo hacerlo en el siguiente artículo.

Quiz

¿Cual de las siguientes no es una característica de los ETF?
Bien hecho
Oops
Los ETF están diversificados por naturaleza y pueden por tanto reducir el riesgo. Las acciones suelen ser más volátiles.
? Los ETFs están diversificados por naturaleza y pueden por tanto reducir el riesgo. Las acciones, por otro lado, pueden fluctuar con más violencia.
Previous
Las 4 reglas de oro de la inversión

Las 4 reglas de oro de la inversión

Next
Diversifica tu cartera

Diversifica tu cartera

Cargando