Únete a los más de 1.200 inversores del crowdfunding de BUX. ¡La fase pública ya está abierta!🚀

Volver

Básicos de la inversión

Las 4 reglas de oro de la inversión

En nuestro artículo previo dimos una lección sobre la inversión. Es importante analizar nuestra situación financiera, definir nuestros objetivos y entender las distintas opciones de inversión que tenemos. Para completar todo lo anterior vamos a remarcar las cuatro reglas que marcan cualquier inversión.

Regla Número 1: Empieza pronto

El mejor momento para empezar a invertir es… hace 20 años. ¿Te los has perdido? Bueno. No te lamentes, tienes una segunda oportunidad. Justo ahora.

Invertir con suficiente antelación nos proporciona una enorme ventaja, especialmente si no contamos con grandes capitales que aportar. ¿Por qué? Porque al fin y al cabo todo obedece al tiempo, más concretamente al interés compuesto.

El crecimiento compuesto se basa en el crecimiento de los intereses que previamente has obtenido sobre tu inversión inicial. Esos “intereses sobre intereses”, todos ellos acumulados en tu ahorro, son el motivo por el cual los inversores primerizos obtienen mayores ganancias que los tardíos.

Regla número 2: Vigila los costes

Pagar a un asesor financiero un 2% sobre nuestros intereses anuales puede ser a priori una cuantía menor. Sin embargo, eso acaba transformándose con el tiempo en miles y miles de euros. 

Así pues debes informarte bien y asegurarte de que comprendes y conoces los costes que van ligados a tus inversiones. En BUX, tienes la opción de invertir sin pagar comisiones, utilizando la Orden Zero; sin embargo, podrían aplicarse comisiones externas y comisiones externas implícitas.

Con BUX, vas a tener la opción de invertir sin comisiones empleando la Orden Zero. Además, nunca cobramos comisiones por las acciones estadounidenses.

Regla número 3: Céntrate en tus objetivos

Necesitas cumplir con un periodo de tiempo estipulado en el cual mantendrás tus inversiones intactas.

¿Los mercados reaccionan a lo loco ante determinadas noticias? Abstráete del ruido, aprende a convivir con la volatilidad y da tiempo a que tu dinero crezca y se multiplique.

Las inversiones a largo plazo son más proclives a soportar los altibajos del mercado.

Regla número 4: Diversifica

¡No pongas todos los huevos en la misma cesta! Reparte tu dinero entre diferentes activos dentro de tu cartera. Esto ayudará a minimizar el riesgo de pérdidas.

Los activos en cartera pueden distinguirse por su tipología, su sector o incluso su geografía. Los ETF por ejemplo son idóneos para este cometido. En BUX Zero podrás invertir tanto en acciones como en ETF.

Para aprender más acerca de cómo escoger las inversiones adecuadas para ti, te recomendamos visitar el siguiente artículo de esta serie.

Quiz

¿Cuál de las siguientes opciones no es una regla de oro de la inversión?
Bien hecho
Oops
Dejarse llevar por las emociones es siempre malo. Cuando invertimos, las emociones pueden ser el mayor enemigo de nuestra rentabilidad. Las emociones han de quedar a un lado a la hora de invertir: tenemos que ver las cosas con perspectiva y cumplir los objetivos que nos hemos marcado. ¡Lee nuestro siguiente artículo para conocer más acerca de los conceptos básicos de inversión!
De todas las opciones, solo dejarse llevar por las emociones no es una regla de oro de la inversión. De hecho, las emociones pueden ser el mayor enemigo de nuestra rentabilidad. Han de quedar a un lado a la hora de invertir: tenemos que ver las cosas con perspectiva y cumplir los objetivos que nos hemos marcado. ¡Lee nuestro siguiente artículo para conocer más acerca de los conceptos básicos de inversión!
Previous
3 pasos antes de invertir

3 pasos antes de invertir

Next
Acciones o ETF: ¿qué escogemos?

Acciones o ETF: ¿qué escogemos?

Cargando