Únete a los más de 1.200 inversores del crowdfunding de BUX. ¡La fase pública ya está abierta!🚀

Empresas de defensa

40 Acciones

  • AAR
  • Aerojet Rocketdyne
  • Aerovironment
  • Airbus
  • Amphenol
  • Axon Enterprise
  • Boeing Company
  • Booz Allen Hamilton
  • BWX Technologies
  • CACI International
  • Curtiss-Wright
  • Dassault Aviation
  • General Electric
  • Heico
  • Honeywell
  • Howmet Aerospace
  • Huntington Ingalls
  • Indra Sistemas
  • Jacobs Solutions
  • Jenoptik
  • KBR
  • Kratos Defense & Security Solutions
  • L3Harris
  • Leidos
  • Lockheed Martin
  • Maxar Technologies
  • Mercury Systems
  • MTU Aero Engines
  • Northrop Grumman
  • Oshkosh Corporation
  • Raytheon
  • Rheinmetall
  • Safran
  • Sturm Ruger & Company
  • Teledyne
  • Textron
  • Thales
  • ThyssenKrupp
  • TransDigm
  • ViaSat
Ver las listas temáticas

Proteger el mundo: empresas de defensa

La inflación, las subidas de tipos y la guerra en Ucrania han desencadenado un mercado bajista en 2022 del que no se salva ningún índice. Pero un grupo de empresas ha llegado a su máxima cotización bursátil en pleno bearish market: las de defensa.

Lockheed Martin, Raytheon o Northrop Grumman -en Estados Unidos- y Rheinmetall, Thales o Dassault Aviation -en Europa- son algunas de las principales cotizadas del sector. Todas ellas podrían beneficiarse del aumento del gasto público en defensa producido por la situación geopolítica mundial.

Un mundo polarizado

Cuando en la Navidad de 1991 cayó la URSS, acabó la Guerra Fría y el mundo puso fin a la carrera armamentística nuclear. Pero el auge de China y los nacionalismos de países como Rusia, suponen un nuevo orden mundial al que los países se enfrentan con miedo, porque está aumentando la polarización entre naciones.

La rivalidad y competitividad entre la primera potencia del mundo, Estados Unidos, y la segunda, el gigante asiático, es el epicentro de ese cambio. La guerra en Ucrania es otra demostración de un sistema nuevo, distinto al que vivíamos desde el fin de la Guerra Fría.

El gasto público en defensa ha aumentado considerablemente en todo el mundo desde 2015. En 2014, recordemos, Rusia invadió la península ucraniana de Crimea. Desde entonces, todas las economías desarrolladas han aumentado su presupuesto militar.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia el 24 de febrero de 2022 ha acelerado el proceso. Los treinta países que forman la OTAN han asegurado que invertirán el 2 % de su PIB en defensa, si no lo están haciendo ya, incluída Alemania, en una decisión histórica.

Incremento del gasto público militar

El gran aumento del gasto militar de los países se traducirá en mayores ingresos para las empresas del sector de la defensa. Hay un total de veintisiete compañías europeas del sector entre las cien más importantes del mundo, según el Stockholm International Peace Research Institute (Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz -SIPRI, por sus siglas en inglés), que cada año confecciona una lista con las cien mayores empresas del sector.

El resto de empresas de esa lista son estadounidenses, fundamentalmente, seguidas de empresas chinas y rusas, que no hemos incluido en esta lista temática de inversión. Estados Unidos es la mayor potencia militar del mundo con diferencia. Su presupuesto de defensa para 2022 es de 782.000 millones de dólares, casi tres veces y media más que el de la segunda potencia mundial, China, cuyo presupuesto para el mismo año es de 229.000 millones de dólares. Estas cifras aumentarán en los próximos años, dado el contexto geopolítico actual.

Rentabilidad de las empresas de defensa

En los últimos diez años, la rentabilidad anual del índice Dow Jones U.S. Select Aerospace & Defense, que mide el rendimiento de las empresas estadounidenses del sector aeroespacial y de defensa, ha sido del 13,5 %, a fecha de 31 de agosto de 2022. Y eso a pesar de la reducción en el gasto militar experimentado en todo el mundo durante la pandemia, en 2020 y 2021.

Una parte de la inversión en defensa revierte en otros sectores de la sociedad civil, como pasó con la creación de internet. En esta lista de inversión temática te explicamos qué empresas te permiten invertir en defensa, un sector que podría ser un poderoso motor de crecimiento en los próximos años. También podría serlo el sector de la ciberseguridad, del que también tenemos una lista temática. En BUX Zero puedes invertir en al menos 40 empresas de defensa:

Compañías aeroespaciales

Entre las cinco mayores empresas militares aeroespaciales del mundo se encuentran los dos principales fabricantes de aeronaves civiles: Boeing y Airbus. Ambas sufrieron económicamente durante la pandemia y sus acciones aún no han vuelto a niveles prepandémicos:

  • Lockheed Martin. Esta compañía estadounidense es el mayor contratista militar del mundo y fabrica prácticamente de todo, desde aviones, hasta barcos, pasando por misiles. Obtuvo en el segundo trimestre de 2022 unos ingresos de 15.450 millones de dólares. Es responsable del mítico F-35, el avión militar más avanzado del mundo. Emplea a más de cien mil personas. El 7 de marzo, mientras los mercados se derrumbaban, sus acciones alcanzaron su máximo histórico.
  • Boeing Company. Es la tercera mayor compañía de defensa del mundo. Además, junto a Airbus, controlan el 90% del sector de los aviones comerciales. En el apartado militar, tanto los cazas F-15 y F-18, como los helicópteros Apache y Chinook, son de Boeing, que obtuvo unos ingresos en el segundo trimestre de 2022 de 16.680 millones de dólares. Emplea a 142.000 personas.
  • Airbus. Es el principal fabricante de aviones comerciales del mundo. Su sede está en Toulouse, Francia, aunque fiscalmente está registrada en los Países Bajos.​ El caza Eurofighter, usado desde hace dos décadas por los ejércitos de Italia, Alemania, España y Reino Unido, entre otros, es de Airbus, fabricado junto a la italiana Leonardo y la británica BAE Systems. También produce drones y helicópteros, como el Eurocopter Tiger. Obtuvo unos ingresos en el segundo trimestre de 2022 de 12.810 millones de euros y emplea a unas 128.000 personas.
  • Dassault Aviation. El jet privado Falcon es quizá el producto estrella de este fabricante francés aeroespacial. Pero también fabrica cazas militares de última generación, sobre todo para el ejército francés, aunque no exclusivamente. El Mirage y el Rafale son los más conocidos, pero Dassault Aviation también produce drones. En el segundo trimestre de 2022 ha obtenido unos ingresos de 1.571 millones de euros. Emplea a unas 12.000 personas.
  • MTU Aero Engines. Esta empresa alemana desarrolla, fabrica y brinda mantenimiento a la industria aeronáutica civil y militar. Entre los productos que fabrica se encuentran los motores de reacción de los Panavia Tornado y los Eurofighter Typhoon, las turbohélices que lleva el Airbus A400M y el motor MTR 390 del Eurocopter Tiger. Obtuvo unos ingresos en el segundo trimestre de 2022 de 1.289 millones de euros. Emplea a cerca de once mil personas y tiene su sede en Múnich.

Constructores de buques y submarinos

Algunas de las empresas que aparecen a continuación podrían aparecer también en el grupo de fabricantes de armamento o en el de aviones de combate, como Northrop Grumman o Thales. Y es que muchas empresas del sector tienen varias líneas de actividad para aprovechar sinergias. Pero las cinco siguientes son colosos en la construcción de buques de guerra y submarinos militares:

  • Northrop Grumman Corp. Es el cuarto mayor contratista de defensa militar del mundo y el constructor número uno de buques militares, aunque su producto más conocido para el gran público es el caza B-2 Spirit, el Stealth Bomber”. También fabrica misiles balísticos y propulsores de cohetes para la NASA. Northrop Grumman tiene su sede en Virginia, Estados Unidos, y fue fundada en 1939. Obtuvo unos ingresos en el segundo trimestre de 2022 de 8.801 millones y cuenta con 88.000 empleados,  La cotización de sus acciones, a fecha de octubre de 2022, se encuentra en su máximo histórico.
  • Huntington Ingalls. Esta estadounidense es la decimoquinta empresa de defensa más grande del mundo. Está especializada en la construcción de portaviones y submarinos de propulsión nuclear a través de su filial Newport News, aunque también ofrece servicios de inteligencia y ciberseguridad. Es una empresa muy antigua, fundada en 1886, que tiene 44.000 empleados. En el segundo trimestre de 2022 obtuvo unos ingresos de 2.662 millones de dólares.
  • L3Harris. La gama de productos de esta empresa estadounidense, décimo contratista armamentístico del mundo, es enorme. Se extiende a través de múltiples áreas que incluyen aire, tierra, espacio y ciberseguridad. Para el sector naval militar, construye buques de guerra y submarinos. Tuvo unos ingresos de 4.135 millones de dólares en el segundo trimestre de 2022 y emplea a casi cincuenta mil personas. Sus acciones están en máximos históricos.
  • ThyssenKrupp. Esta alemana es conocida por ser una de las mayores siderúrgicas de Europa, pero también construye trenes, barcos y submarinos. Se encuentra en el número 55 de la lista de las 100 mayores empresas de defensa del mundo. Sus ingresos en el segundo trimestre de 2022 fueron de 10.950 millones de dólares. Emplea a casi cien mil personas y sus acciones no atraviesan un buen momento por dos razones: la ralentización de la economía en Europa y los problemas en el suministro de gas natural, todavía esencial para el sector siderúrgico.
  • Thales. Es una empresa francesa que ofrece tecnología para vehículos de tierra, aeroespaciales y marítimos. Fue fundada en 1893. También produce armas, como morteros. Sus ingresos en el segundo trimestre de 2022 fueron de 4.128 millones de euros. Emplea a casi ochenta mil trabajadores. Sus acciones cotizan muy cerca de sus máximos históricos.

Empresas de vehículos terrestres

En 2022, el mercado mundial de vehículos militares terrestres representará unos 18.400 millones de dólares anuales, según un reciente informe de la firma británica Global Data. En 2032 serán 27.600 millones, un 50 % más. Todas estas empresas se dedican a ese sector:

  • Oshkosh Corporation. Es una empresa estadounidense que diseña y fabrica vehículos militares. Tiene otras dos líneas de negocio: equipamiento para vehículos y fabricación de vehículos civiles. Sus acciones caen con fuerza desde mayo de 2021, cuando cosechó su máximo histórico, y en estos momentos están en niveles de julio de 2020. El motivo de las caídas en bolsa son los resultados trimestrales que ha encadenado, peores a los esperados. Sus ingresos en el segundo trimestre de 2022 fueron de 2.066 millones de dólares. Emplea a 15.000 personas.
  • Rheinmetall. Es una empresa alemana, la más importante de defensa del país y la séptima de Europa. Ocupa el número veintisiete en el mundo. Una gran parte de sus ingresos, que fueron de 1.408 millones de euros en el segundo trimestre de 2022, viene de las exportaciones. Emplea a 21.000 personas. Además de vehículos como el Puma, fabrica cañones y ametralladoras. Sus acciones alcanzaron su máximo histórico en mayo de 2022 -tras aumentar su cotización un 137 % desde el 24 de febrero- y desde entonces han perdido alrededor de un treinta por ciento de su valor. 
  • KBR. Se trata de una empresa estadounidense de más de cien años de historia. Su sede está en Texas y está especializada en armamento y vehículos de tierra, aire y mar. Obtuvo unos ingresos de 1.616 millones de dólares en el segundo trimestre de 2022 y emplea a 28.000 personas. Sus acciones están cerca de su máximo histórico, que alcanzó en abril de 2022.
  • Indra Sistemas. Es la única empresa española cotizada de la lista de las cien mayores empresas de defensa. La otra gran empresa española del sector es Navantia, que construye buques de todo tipo, pero pertenece al Estado español y no es pública. Sus ingresos en el segundo trimestre de 2022 fueron de 966 millones de euros y emplea a 55.000 personas.
  • Amphenol. Cuando hablamos de conectores y complementos electrónicos de vehículos militares terrestres, marítimos y aeroespaciales, hablamos de esta empresa estadounidense, que tuvo unos ingresos en el segundo trimestre de 2022 de 3.137 millones de dólares. Emplea a 90.000 personas y sus acciones tocaron sus máximos históricos a finales del año pasado. Han perdido desde entonces alrededor de un veinte por ciento.

Fabricantes de armamento

Estas cinco empresas, especialmente la primera, Raytheon, son clave en el sector del armamento. Pero otras compañías mencionadas anteriormente, como Northrop Grumman y Lockheed Martin, son también pesos pesados en la fabricación de armamento:

  • Raytheon. Con sede en Massachusetts, es la segunda empresa de defensa más importante del mundo y el mayor fabricante de misiles guiados del planeta. Produce motores de avión, misiles, sistemas de defensa aérea, drones y soluciones en ciberseguridad. Obtuvo unos ingresos en el segundo trimestre de 2022 de 16.310 millones de dólares y emplea a 174.000 personas en todo el mundo. Sus acciones tocaron su techo histórico en abril de 2022 y desde entonces han perdido alrededor de un veinte por ciento.
  • Honeywell. Esta estadounidense es la empresa de defensa número dieciocho del mundo. Fabrica desde productos de consumo para el hogar a lanzaderas de misiles. Sus ingresos en el segundo trimestre de 2022 fueron de 8.953 millones de dólares. Da empleo a casi cien mil trabajadores.
  • Aerovironment. Otra empresa estadounidense de defensa, fundada en 1971, con sede en Arlington, Virginia, que diseña y fabrica vehículos aéreos no tripulados. También trabaja con la NASA en el desarrollo e investigación de aeronaves solares. Es el mayor contratista de Estados Unidos de drones de pequeño tamaño, algunos de ellos kamikazes. Sus ingresos son inferiores a las empresas anteriores: en el segundo trimestre de 2022 fueron de tan solo 108 millones de dólares. Emplea a unas mil doscientas personas.
  • BWX Technologies. Fue fundada en Estados Unidos en 1867 y desarrolla componentes nucleares que se usan en sistemas de propulsión de submarinos y en armamento nuclear. Sus ingresos en el segundo trimestre de 2022 fueron de 554 millones de dólares. Sus acciones han subido alrededor de un 25 % desde finales de febrero de 2022 hasta octubre de 2022.
  • Aerojet Rocketdyne. Estamos ante un fabricante estadounidense de misiles y cohetes. De hecho, es uno de los líderes de su sector. Lockheed Martin anunció que iba a adquirir la empresa a finales de 2020 pero en febrero de 2022 la operación se desestimó. En el segundo trimestre de 2022 obtuvo unos ingresos de 528,5 millones de dólares.

Empresas de defensa para invertir a largo plazo

Si crees que las empresas que se dedican al sector de la defensa tienen un futuro prometedor, puedes invertir un poco cada mes, diluyendo la volatilidad bursátil y beneficiándote de lo que se conoce como dollar cost averaging, que en español significa “promediar costes”. 

Con BUX Zero puedes invertir de forma automática creando tu propio plan de ahorro, escogiendo las empresas que te interesen y eligiendo tu aportación mensual. Puedes comprar las acciones enteras o solamente una parte, gracias a la inversión fraccionada de BUX. Invertir una cantidad mensual con un plan de ahorro a largo plazo puede ser un gran modo de evitar la volatilidad de los mercados, hacer crecer tu dinero y esquivar la alta inflación actual. Y puedes tener más de un plan activo a la vez.

Empresas de defensa que puedes encontrar en BUX Zero

AAR, Aerojet Rocketdyne, Aerovironment, Airbus, Amphenol, Axon Enterprise, Boeing Company, Booz Allen Hamilton, BWX Technologies, CACI International, Curtiss-Wright, Dassault Aviation, General Electric, Heico, Honeywell, Howmet Aerospace, Huntington Ingalls, Indra Sistemas, Jacobs Solutions, Jenoptik, KBR, Kratos Defense & Security Solutions, L3Harris, Leidos, Lockheed Martin, Maxar Technologies, Mercury Systems, MTU Aero Engines, Northrop Grumman, Oshkosh Corporation, Raytheon, Rheinmetall, Safran, Sturm Ruger & Company, Teledyne, Textron, Thales, ThyssenKrupp, TransDigm, ViaSat.

Ningún punto de vista, opinión ni análisis presente en este artículo puede ser entendido como asesoramiento de inversión personal, y los inversores individuales deben tomar sus propias decisiones o buscar asesoramiento independiente. Este artículo no cumple con los requisitos legales para promover la independencia en las investigaciones de inversión, y debe ser considerado una comunicación de marketing.

Cargando